Inicio Sobre este blog

blog recibido ok

Mugarra consulting

volver a la web

¿Colaboración, subcontratación?

Publicado por Isabel el 1 octubre de 2013 | Aprendizaje | 2 comentarios

Colaboración, subcontratación

Esta muy de moda eso de colaborar, ya sea con otras organizaciones o dentro de la misma en la que se trabaja. Pero es más que una moda, es necesario, porque es imposible saber de todo.

 

Voy a empezar este post con la colaboración entre organizaciones. En mi opinión, colaborar con otra entidad viene de una necesidad previa (proyecto, conseguir una subvención, concurso de ideas, diseño de un nuevo servicio…) es decir trabajo con otras personas para conseguir un resultado, que por mí misma no podría realizar. Las organizaciones, en cualquier sector, necesitamos, en algunos momentos, de medios, conocimientos, personas especializadas, que no tenemos y que están en el mercado. Entonces nos ponemos en contacto con dichas personas u organizaciones y nos ponemos a trabajar de forma conjunta. Y es aquí, en el comienzo del trabajo de colaboración, donde debe de haber dos condiciones previas para que sea una colaboración:

  • Trasparencia absoluta y traspaso de información entre las entidades que van a trabajar conjuntamente. Como por ejemplo, objetivos, resultados previstos, presupuesto, clientes reales o potenciales…
  • Una muy buena organización del trabajo a realizar, el reparto de responsabilidades, quién se encarga de qué, para cuándo y qué va a cobrar cada organización en función de su trabajo. Es importante destacar a este respecto, que a mi entender, no tiene por qué haber la misma carga de trabajo entre las organizaciones o personas que van trabajar juntos, puede ser un 70% y un 30% o cualquier otra proporción.

Sin estas dos condiciones, estamos hablando, no de colaboración, sino de subcontratación a un proveedor. La relación por tanto cambia. En este segundo caso hay un cliente que necesita de un material, de un servicio… , el cual proporciona la información, que cree conveniente, y el precio para que el proveedor pueda realizar su trabajo. No tiene porque informar para qué cliente es, ni cuánto cobra por suministrar él a su vez sus productos, o en qué servicio de su empresa encaja lo que ha pedido al proveedor…etc. Esto no quiere decir, que esta relación no sea mutuamente beneficiosa para ambas partes, cliente y proveedor. Una parte suministra y otra compra. En este punto también tengo que destacar que hay organizaciones en los que los proveedores mantienen unas relaciones muy estrechas con sus clientes y forma parte casi de la empresa para la que trabajan, pero…siguen siendo proveedores.

 

Llegados a este punto, me gustaría hablar de la colaboración dentro de la misma organización, entre áreas, departamentos o dentro de la misma unidad, para resolver un problema o realizar mejoras. ¿Quién no ha dicho en algún momento – ¡Oh no!, me han metido en otro marrón con los del departamento tal o cual – ?. Desde mi experiencia, también este tipo de proyectos debe cumplir una sería de condiciones que igual te sirven si en algún momento tienes que poner en marcha un equipo de trabajo de este tipo:

1.- Las personas del equipo deben de tener conocimientos o experiencia sobre el trabajo a realizar. Yo siempre suelo decir que quien mejor sabe resolver un problema es quien lo sufre.

2.- Tiene que haber una persona que lidere el equipo, la cual no tiene que ser un jefe/a.

3.- Debe de estar muy bien organizado, con objetivos, con fases, plazos y bien documentado.

4.- La dirección debe y tiene que estar informada del avance y resultado del equipo.

5.- Las personas integrantes del Equipo deben estar formadas en metodología de equipos de mejora o en 8D disciplinas o en cualquier otro método.

6.- Hay que tener muy presente que si los integrantes del equipo están trabajando en el mismo, no están realizando su trabajo individual, por lo tanto no se les puede exigir lo mismo.

De otro modo, será una pérdida de tiempo, sin plazo de resolución, sin conocimientos, sin saber para qué te han convocado. En definitiva, si no sabemos a dónde vamos, seguro que acabamos en otro sitio.

 

Por lo tanto es necesario distinguir, si eres un proveedor o están trabajando en colaboración, y si pones un equipo en marcha o tienes la suerte de poder colaborar en alguno, hay que organizarlo muy bien desde el principio. Te vas a ahorrar muchos quebraderos de cabeza.

 

Que pases buena semana y gracias por recibir. Un abrazo. Isabel

 

Comentarios

  • Genma Sánchez

    Un artículo muy oportuno. De sabios es saber en dónde fallamos y hasta donde llegamos. La colaboración es siempre fructífera y no sólo en el mundo de la empresa, grandes obras artísticas se crearon a cuatro manos.
    Genma

  • Isabel.Mugarraconsulting

    Muchas gracias Genma. Solamente decirte que tienes razón y que trabajar con otras personas siempre es positivo, pero teniendo muy claro desde el principio cual es el tipo de relación que vamos a tener y como vamos a organizarnos. Un abrazo

Añadir comentario