Inicio Sobre este blog

blog recibido ok

Mugarra consulting

volver a la web

La alegría en la organización

Publicado por Isabel el 1 junio de 2015 | Organización | No hay comentarios

malevich-blanco-sobre-blanco

Hoy voy a hablar un rato del concepto que tengo yo y, siempre desde la humildad, de lo que es para mí la alegría en una organización.

 

Distingo entre estar contento y estar alegre. Estar contento sale del cerebro, es momentáneo, puede definirse como echarte unas risas con otras personas, pero luego siempre vuelves a tu estado de ánimo de “tengo que hacer”.

Tampoco me gusta mucho la palabra felicidad, tan utilizada hoy en día, para definir a las organizaciones de éxito. Que si la gente se siente más libre, que si tienen salas de juego, que si hay horario flexible. La felicidad para mí es como un inalcanzable que nos han vendido y que al final, como tal, produce desasosiego, porque es un concepto del todo, de un absoluto.

Y como hoy estoy de empezar con lo que no es pues creo que tampoco la alegría es lo mismo que satisfacción. Podría definir la satisfacción como el hecho de sentir que has conseguido hacer un buen trabajo, tener la certeza de haber cumplido con tu tarea.

 

La alegría es otra cosa, sale de las tripas, sube al corazón y llega a tu cerebro. Sientes que, aunque haya problemas, dificultades, una gestión regular, se puede con ello, te da ánimos para seguir adelante. Y cuando hay alegría en una organización, lo ves, te hablan de sus proyectos, de los obstáculos que les quedan por solventar, discuten con libertad, se sienten orgullosos de su organización. Están enfocados a la tarea y las relaciones son muy buenas.

 

Y ya para terminar, la alegría en las organizaciones tiene tres cosas que me encantan. La primera es que es contagiosa. La segunda es que tiene intensidad, fluctúa, está a ratos. Y la ultima, es real, observable y demostrable.

 

Y ahora te preguntaras, ¿Cómo se consigue?. Nadie dijo que fuera fácil, pero si es posible, cada organización a su manera.

 

Que pases buena semana y gracias por recibir. Un abrazo. Isabel

Comentarios

Añadir comentario