Inicio Sobre este blog

blog recibido ok

Mugarra consulting

volver a la web

La ley del silencio

Publicado por Isabel el 19 octubre de 2016 | Comunicación | 2 comentarios

silencio

Es esa ley no escrita, ni siquiera pronunciada y mucho menos reconocida.

No se trata del silencio como respuesta, porque el silencio ya es en sí una respuesta. Es guardar silencio como una opción individual, colectiva, evitada o impuesta y al final sistémica.

Hay muchos ejemplos en las organizaciones:

  • “Me llevo callando mucho tiempo, pero hoy te voy a decir lo que realmente pienso. Bueno, mejor no.”
  • Hablar entre compañerxos de un nuevo modo de actuación en la organización con la que todxs no están de acuerdo, llegar a la reunión para comentarlo y nadie explica realmente lo que tiene en mente.
  • “No voy a montar el follón hoy, mejor me callo”.
  •  Suma y suma de tareas que no tienen que ver con tu trabajo y asunción de las mismas sin decir esta boca es mía.
  • “Diga lo que diga todo va a seguir igual”.
  • “Si sugiero cambiar esto…,me van a tachar de pelota”.
  • “Mejor me callo”.
  • “Si pregunto van a creer que no sé”.

Si no se nombra parece que no existe, pero está ahí. Se opta por pensar que es mejor no mover las cosas de sitio, de forma que se crea una ficción de que aquí no pasa nada. Y esto se repite de forma continua, día tras día. Lo ves sin que se diga y lo aprendes, se convierte en costumbre y con el tiempo en Ley.

Y se acumulan en la caja negra individual y colectiva. Preguntas no hechas, opiniones encontradas, emociones no expresadas, agresividad contenida. Y un día, por algún acontecimiento, esa caja se abre y se daña al otro y a uno mismo.

Y después de un tiempo te dices: “Con lo sencillo que hubiese sido si lo hubiera expresado”. Pero no es tan sencillo.

 

En mi humilde opinión, guardar silencio es eficaz a veces, cuando se hace por respeto a la petición del otro de guardar silencio y como opción, si es elegida, no como costumbre. Difícil también distinguir entre sí es una petición o una huida.

 

La solución es compleja pero si sé que el primer paso es darse cuenta de que existe esta Ley con mayor o menor intensidad y que todxs colaboramos en su existencia.

 

Que pases buena semana y gracias por recibir. Un abrazo. Isabel

 

Comentarios

  • Eugenio Moliní

    El pacto de silencio para mantener un clima de trabajo en el que las personas están “confortablemente anestesiadas” …

  • Isabel Sánchez Mugarra

    Así es Eugenio y añadiría a tu aportación, que solo es una apariencia, la caja negra está ahí mismo.Un abrazo muy fuerte

Añadir comentario