Inicio Sobre este blog

blog recibido ok

Mugarra consulting

volver a la web

¿Organizaciones líquidas o liquidar organizaciones?

Publicado por Isabel el 15 enero de 2015 | Organización | 3 comentarios

liquido

Tengo que confesar que tengo ciertas reticencias en cuanto al término de organizaciones líquidas y te explico por qué.  Se está asociando organización líquida con flexibilidad, capacidad de adaptación y flujo constante, con todo lo cual estoy de acuerdo, pero no en la forma de gestionar estos conceptos porque supone adelgazar estructura, grandes fluctuaciones de plantilla a la baja, colaboraciones que son subcontrataciones y todo ello acompañado de escasa o nula posibilidad de participación de las personas en la toma de decisiones de las organizaciones. Esta mal entendida flexibilidad da lugar a organizaciones absolutamente centralizadas, eso sí en manos de unos pocos y a unidades de proveedores con un grado de dependencia absoluto.

 

No me gustaría que me malinterpretaras, no quiero decir con ésto que haya que cargar las estructuras sin tener en cuenta las fluctuaciones de la carga de trabajo o que no se deba y pueda subcontratar a unos buenos proveedores, o que no se puedan centralizar decisiones estratégicas, pero como todo en esta vida, es cuestión de equilibrio.

 

A mi entender una organización no puede ser líquida porque los líquidos solo reaccionan ante estímulos externos y por tanto este concepto tan interesante sociológicamente, no es aplicable a organizaciones, ya que entonces las concebimos como entidades que no generan nada por sí mismas sino que solo funcionan en base a factores externos.

 

Creo firmemente que cuanto más hostil, dinámico y turbulento es el entorno macro (legislativo, político, económico, tecnológico, social) y micro (clientes – usuarixs, competencia, proveedores, nuevos entrantes) en el que opera una organización, más analizados y pensados deben de estar los sistemas que lo componen: planificación, control y evaluación;  coordinación; toma de decisiones y comunicación e información (Henry Mitzberg). Esto no quiere decir que sean rígidos sino todo lo contrario, diseñados de tal forma que sean contingentes a dicho entorno, es decir se trata de mezclar y combinar de una manera equilibrada, entre otros,  los criterios de flexibilidad con formalización, de centralización con descentralización y un proyecto estratégico bien definido, ágil y compartido.

 

¿Se pueden combinar equipos auto gestionados con una estructura con mandos intermedios? Si se puede. ¿Se puede combinar un calendario de reuniones fijo con un “yo me reúno cuando lo necesito”? Si se puede. ¿Se puede mezclar personas líderes naturales con jerarquía de mando y funcionar bien? Si se puede. Una organización bien diseñada no te garantiza que vendas más, pero sí que tu capacidad de reacción sea más rápida, y puedas cambiar más ágilmente para afrontar los problemas que se te planteen. Estoy hablando de organizaciones que piensan y aprenden.

 

Para terminar, ¿tu cómo ves todo este asunto? Porque la verdad, tarea fácil no es.

 

Que pases buena semana y gracias por recibir. Un abrazo. Isabel

Comentarios

  • Maribel

    Puff, muy interesante y muy complejo, tanto el tema como tu estupendo post.
    Coincido contigo en que es imprescindible romper con el modelo de organización jerarquica, de cajas estancas, y resistente al cambio. Parece que está superado, pero hemos avanzado mucho más en discurso que en la práctica.
    Necesitamos organizaciónes más abiertas en su interior y con el exterior, más flexibles al dar y al ofrecer, más rápidas en tiempos de respuesta para cambiar su forma en función de las necesidades del entorno, organizaciones líquidas que puedan responder a un mercado líquido, y también a las personas que la componen. Organizaciones sontenibles in&out que en respuesta a su esencia líquida… fluyan.

  • Isabel. Mugarraconsulting

    Increíble tu comentario Maribel. Organizaciones abiertas desde dentro hacia fuera y desde fuera hacia dentro. Así da gusto publicar. Muchas gracias y un abrazo. Isabel

  • Alfonso

    Hola Isabel, me ha parecido muy interesante tu percepción de las organizaciones líquidas. Yo considero que en el proceso de cambio habrá personas que no encajen y deban salir de la organización, se detectarán posiciones redundantes o no necesarias, quizás el paradigma es la agilidad más que la liquidez. Hace poco me pidieron realizar un ejercicio teórico de transformación de una organización (http://www.glocalthinking.com/el-camino-hacia-el-cambio-hoja-de-ruta-para-transformar-tu-organizacion/). Espero que te guste.

    Un saludo.

Añadir comentario