Inicio Sobre este blog

blog recibido ok

Mugarra consulting

volver a la web

¿Qué pasa con las personas en paro de más de 50 años?

Publicado por Isabel el 18 junio de 2013 | Persona | No hay comentarios

Los mejores años

Se habla mucho de los índices de desempleo de la juventud, de la fuga de cerebros, de la inversión que supone la educación para que luego no puedan incorporarse al mundo laboral y así un largo etc. Estoy de acuerdo en todo, pero creo que es necesario reflexionar sobre otro colectivo, las personas en paro de más de 50 años. A estas personas todavía les quedan una quincena de años de vida laboral y se les está marginando por su edad.

 

A mi entender contratar a personas de este colectivo tiene muchas ventajas desde el punto de vista empresarial:

  • La experiencia es un grado. Han resuelto multitud de problemas a lo largo de su carrera profesional. Tienen a sus espaldas una gran cantidad de soluciones vividas y probadas. Me río yo del I+D+i. 
  • Conocimientos que ya no están en los libros, toda la sabiduría que han ido adquiriendo en sus puestos de trabajo, la que no te enseñan en el instituto o en la universidad, ni está en los manuales o en la red. Me río yo del Know how.
  • Pueden enseñar a los más jóvenes. Normalmente cuando terminamos los estudios “no sabemos hacer la O con un canuto”, por muy buenas notas que hayamos sacado. El trabajar junto a estas personas es un lujo ya que tienen experiencia y conocimientos, que además solo lo tienen ellos/as en exclusividad. Me río yo de los Master.
  • Maduración personal. Están en la plenitud de la vida, como dice el diccionario de la R.A.E. (Real Academia Española), la madurez significa: “Buen juicio o prudencia, sensatez”. Me río yo de los coach.

Por ello, y seguro que se te ocurren más razones, estas personas resultan rentables, lo mires por donde lo mires.

 

Y entonces, ¿porqué existen tantos prejuicios a la hora de contratar a los mayores de 50?. Creo que es debido a dos razones principales, y como siempre te digo, es mi humilde opinión y puedo estar equivocada:

1.- Confundir la competencia profesional con rasgos de personalidad: es decir pensar que por tener 50 años, eres una persona que no se arriesga, con temor a los cambios, poco flexible, con reticencias para aprender… Estos rasgos u otros pueden darse a los 20 o a los 48 años.

2.- Realizar solo una breve reflexión acerca de que perfil de persona se necesita contratar tanto a nivel de conocimientos, experiencia, aptitudes y habilidades. Es importante determinar con exactitud el perfil de la persona que buscas de forma que tengas más probabilidades de hacer una buena selección y de esta forma encontrar la adecuada.

 

Espero que sigamos considerando las canas como lo que son, un color de pelo y no una forma de discriminación porque de otra forma tendremos otra generación desperdiciada y esta vez de verdad, porque su valía ya la han demostrado.

 

Que pases buena semana y gracias por recibir. Un abrazo. Isabel

 

Comentarios

Añadir comentario