Inicio Sobre este blog

blog recibido ok

Mugarra consulting

volver a la web

Seducción y ¿lo que se promete se cumple?

Publicado por Isabel el 28 enero de 2015 | Persona | No hay comentarios

seduccion

Seducir, atractiva palabra. En mi opinión, dentro de las organizaciones esta acción tiene un doble significado. En la primera acepción, para seducir en una organización hay que, primero, captar necesidades, después sembrar curiosidad, esperar reacciones y por ultimo influenciar y convencer de una forma atractiva. Las personas receptoras de la seducción decidirán si rechazan la idea o les ha convencido y, en este último caso, la harán suya y se pondrán en marcha. Es decir, se parte de una intención como persona seductora que parece valiosa para las otras personas a las que va dirigida y trata de persuadir para cautivar, pero siempre desde la libertad individual. Es todo un arte y esta es la verdadera seducción, el beneficio mutuo.

 

La segunda manera de seducir, y esta es la que ya no me gusta tanto, parte de una intención por parte de la persona seductora y es el propio beneficio, hay un engaño de principio. El proceso es el mismo que en la verdadera seducción pero con una gran diferencia y es ahí donde está el secreto. Casi siempre hay un premio prometido para hacer atractiva la idea ¿A quién no le han dicho alguna vez: “Esto va a ser estupendo para ti por esto y por lo otro, te va a proporcionar una oportunidad para…”; “Si te quedas en esta organización podrás formarte porque para nosotros es lo más importante…”; “Cuando implantemos este nuevo programa tendrás mas tiempo para poder hacer otros proyecto que te interesen…”?, así, hasta el infinito y mas allá. Este tipo de seducción se queda grabado en tu mente de una manera prodigiosa, la idea es atractiva, el premio es estupendo, pero ni la idea era tan buena, ni hay recompensa al final. La principal consecuencia es la falta de credibilidad para la próxima “gran idea” que te quieran proponer. Seguramente lo harás pero no desde la seducción verdadera, el beneficio no ha sido mutuo, solo unidireccional.

 

El primer tipo de persona seductora cree realmente en lo que dice y en el beneficio mutuo. El segundo tipo es una venta engañosa.

 

Es una pena, porque a quien no le gusta que le seduzcan!!!!

 

Como me decían cuando era pequeña, lo que se promete se cumple, regla de oro de la infancia.

 

Que pases buena semana y gracias por recibir. Un abrazo. Isabel

Comentarios

Añadir comentario